La corrupción política en Juan de Mariana

Authors

  • David García-Martín Sousa Doctor en Filosofía Política por la Universidad de Sevilla y Máster en la Es - cuela Austriaca de Economía por la Universidad Rey Juan Carlos.

DOI:

https://doi.org/10.52195/pm.v12i1.160

Abstract

La Giges era un pastor que servía al entonces rey de Lidia. Un día sobrevino una gran tormenta y un terremoto que rasgó la tierra y produjo un abismo en el lugar en el que Giges llevaba el gana-do a pastorear. Asombrado al ver esto, descendió al abismo y ha-lló, entre otras maravillas que narran los mitos, un caballo de bron-ce, hueco y con ventanillas, a través de las cuales divisó adentro un cadáver de tamaño más grande que el de un hombre, según parecía, y que no tenía nada excepto un anillo de oro en la mano. Giges le quitó el anillo y salió del abismo. Ahora bien, los pasto-res hacían su reunión habitual para dar al rey el informe mensual concerniente a la hacienda, cuando llegó Giges llevando el anillo. Tras sentarse entre los demás, casualmente volvió el engaste del anillo hacia el interior de su mano. Al suceder esto se tornó invi-sible para los que estaban sentados allí, quienes se pusieron a ha-blar en torno a él como si se hubiera ido. Giges se asombró, y lue - go, examinando el anillo, dio vuelta al engaste hacia fuera y tornó a hacerse visible. Al advertirlo, experimentó con el anillo para ver si tenía tal propiedad, y comprobó que así era: cuando giraba el engaste hacia adentro, su dueño se hacía invisible, y cuando lo gi - raba hacia fuera, se hacía visible. En cuanto se hubo cerciorado de ello, maquinó el modo de formar parte de los que fueron a la residencia del rey como informantes; y una vez allí sedujo a la reina, y con ayuda de ella, mató al rey y se apoderó del gobierno. Por consiguiente, si existiesen dos anillos de esa índole y se otor-gara uno a un hombre justo y otro a otro injusto, según la opinión común no habría nadie tan íntegro que perseverara firmemente en la justicia y soportara abstenerse de los bienes ajenos, sin to - carlos, cuando podría tanto apoderarse de lo que quisiera del mer-cado, como, entrar en las casas, acostarse con la mujer que prefirie-ra, y tanto matar a unos como librar de las cadenas a otros, según su voluntad, y hacer todo como si fuera igual a un dios entre los hombres.

References

ARISTÓTELES (2001): La política. Ed. Gredos.

BUENO, G. (2010): El Fundamentalismo democrático. Ed. Temas de Hoy.

CICERÓN (2000): La República. Ed. Gredos.

GILSON, E. (1972): La filosofía en la Edad Media. Ed. Gredos.

HESÍODO (2000): Los trabajos y los días. Ed. Gredos.

HOBBES, Th. (1999): Leviatán. Ed. Alianza.

HUERTA DE SOTO, J. (2010): The theory of Dynamic efficiency. Ed. Rout - ledge.

KANT, E. (1996): Fundamentación de la metafísica de las costumbres. Ed. Santillana.

LUTERO (1543): Von den Juden und ihren Lügen, Wittenberg; XLVIII, p. 389. Citamos según la traducción y división en capítulos pro-puesta por Elías Bernard, c. 11.

MARIANA, J. DE (1981): Sobre la dignidad real y la educación del rey. Ed. Centro de Estudios Constitucionales.

MARX, K. (1997): Crítica del programa de Gotha. Ed. Santillana.

OVIDIO (2000): Las metamorfosis. Ed. Gredos.

PLATÓN (2005): La República, Ed. Gredos.

POPPER, K. (1945): Sociedad abierta y sus enemigos. Ed. Paidós.

ROTHBARD, M. (2012 y 2006): Historia del Pensamiento económico. Unión Editorial. Volumen I-II. Madrid. (2.ª Ed.).

SAN AGUSTÍN: Civitas dei. Ed. Gredos.

SÁNCHEZ DE ARÉVALO, R. (1954): Suma de la política.

SCHMITT, C. (2001): Teología Política I, compilada en «Carl Schmitt teólogo de la política». Héctor Orestes Aguilar, Fondo de Cul-tura Económica, México D.F.

Downloads

Published

2015-01-01

How to Cite

Sousa, D. G.-M. . (2015). La corrupción política en Juan de Mariana. REVISTA PROCESOS DE MERCADO, 12(1), 323–343. https://doi.org/10.52195/pm.v12i1.160

Issue

Section

Notes